Nathan Aké recibió una dolorosa noticia después de debutar con gol en Champions

Por Junior Castillo Fuentes

Es bastante normal que la vida tenga momentos buenos, agradables y otros no tanto. Es su naturaleza, su esencia. Las personas suelen llamarlo altibajos. Esa carácter lo vivió Nathan Aké, el defensa neerlandés del Manchester City. El pasado miércoles, el jugador tuvo su debut goleador en la victoria 6-3 de los ‘Citizens’ ante el RB Leipzig alemán, pero también el sinsabor de una mala noticia.

A los 16′ del primer tiempo, Aké abrió el marcador tras un remate de cabeza que dejó sin posibilidades al portero del Leipzig. Y minutos después, ocurrió una infortunada noticia para el defensor: su padre falleció a instancias de una fuerte dolencia que «no había tratamiento posible». Así lo aseguró el jugador en la publicación que hizo en su red social Instagram.

«Las últimas semanas han sido las más duras de mi vida, mi padre ha estado muy enfermo y no había tratamiento posible. Tuve la suerte de tener mucho apoyo de mi prometida, mi familia y mis amigos», escribió Nathan Aké.

El defensor central de 26 años, que llegó al Manchester City en 2020, añadió a su escrito cómo fue la cronología del triste suceso y no ahorró en palabras que retrataron el orgullo y la alegría que le generaba a su progenitor al verlo dentro de una cancha de fútbol.

«Ayer después de un momento difícil marqué mi primer gol en la Champions League, y solo unos minutos después falleció (el padre) con mi mamá y mi hermano a su lado, en paz. Tal vez estaba destinado a ser, verme jugar siempre lo enorgullecía y lo alegraba. Sé que siempre estás conmigo, siempre estarás en mi corazón y este fue para ti papá», Nathan Aké.

https://www.instagram.com/p/CT4h-16oQWR/?utm_source=ig_web_copy_link