Se lo peleaban todos en Sudamérica y ahora quedó libre

Por Junior Castillo Fuentes

Paolo Guerrero supo ser la joya sudamericana a la cual apuntaban los clubes más importantes de Sudamérica. Después del Mundial de Rusia 2018, el peruano fue pretendido en el fútbol argentino y brasileño, pero se decantó por desembarcar en Internacional de Porto Alegre. Así dejó atrás su paso por el Flamengo de Río de Janeiro. Hoy, cuatro años después, su suerte es incierta.

En las últimas horas salió a la luz que Paolo Guerrero no seguirá con la institución de Porto Alegre. La confirmación la hizo el propio Internacional a través de un comunicado. Según lo informado por el club, Guerrero llegó a común acuerdo con la entidad gaucha para dar por finalizado su vínculo contractual.

De esta manera, el atacante peruano de 37 años quedó con el pase en su poder para negociar con quien desee. Seguramente, ofertas no le van a faltar. Sin embargo, en el último tiempo, el exdelantero del Inter de Porto Alegre ha sufrido múltiples lesiones que lo han mantenido al margen de la competencia. Y a su edad, es un ítem a tener en cuenta.