Dos árbitros del partido entre Argentina y Brasil fueron suspendidos por Conmebol

Por Junior Castillo Fuentes

El partido entre argentinos y brasileños dejo tela para cortar, a pesar del empate a cero que brilló en el Estadio del Bicentenario, San Juan. A los 33 minutos del primer tiempo, Nicolás Otamendi le propinó un codazo en la mandíbula a Raphinha. En ese caso, Andrés Cunha, juez central del compromiso, optó por no expulsarlo, en una decisión aunada a la del encargado del VAR, Esteban Ostojich.

Debido a eso, la Conmebol tomó una dura terminación al respecto. La entidad rectora del fútbol en Sudamérica comunicó en las últimas horas de este miércoles que, tanto Andrés Cunha como Esteban Ostojich (ambos uruguayos), quedarán suspendidos por tiempo indeterminado en el ejercicio de sus funciones en competiciones organizadas por Conmebol.

La suspensión estuvo a cargo de la Comisión Árbitral de la Conmebol, que es presidida por el señor Wilson Seneme. En el comunicado se concluye que ambos árbitros incurrieron en errores graves y manifiestos. Eso, al tener que afrontar la jugada de la discordia en la que Otamendi agrede con un codazo en la cara a Raphinha.

Momento del codazo de Otamendi a Raphinha