Griezmann: «Es mejor que Mbappé y Benzema marquen, así ganamos el partido»

Por Andrea Caro Martínez

Antoine Griezmann abrió su corazón ante Téléfoot sobre su fichaje y salida del FC Barcelona, el regresó al Atlético de Madrid, y lo mucho que disfruta jugar con y para Benzema y Mbappé.  

Lo que se sueña y no brilla como se imaginó

En el FC Barcelona estaba feliz, tenía compañeros increíbles. Para él fue un orgullo vestir los colores el histórico conjunto azulgrana.

“Aprendí mucho de los entrenadores, aunque a veces no jugaba y era complicado. Tampoco fue un desastre, porque siempre he marcado casi 20 goles cada temporada”.

Regresó al hogar, dulce hogar

Llegó preocupado de la acogida de la afición colchonera. Aun cuando es consciente que no tuvo un buen comienzo, tenía la plena seguridad de que iba a darlo todo en el campo y conseguir el animo para volver a brillar en el Metropolitano.

«Creo que allí me aman por lo que soy, así que es perfecto para todos. Es cierto, tengo un entrenador que confía en mí, un club que confía en mí. Mi mujer está feliz, mis hijos están contentos. Yo estoy muy feliz ya sea fuera o en el campo».

Griezmann: el inicio de un ataque de ensueño

Antoine Griezmann cumple una posición en la Selección Francia diferente que a la del club, donde es punta. Sin embargo, él se siente libre de hacer lo que quiere, y tiene el privilegio de ver como sus compañeros, Karim Benzema y Kylian Mbappé, finalizan las jugadas de ataque.

«Creo que hemos encontrado un sistema en el que es mejor para los tres. Me gusta más la creación”

Explicó que cuando Kylian o Karim van por el balón, juega en la segunda línea y hacer una entrada desde atrás, dándole al equipo un dinamismo en movimientos de ataque que son mejor para el equipo.

«A veces me detenía un poco en el campo para verlos jugar: era maravilloso. Cuanto mejor sean, mejor será para nosotros porque creamos ocasiones y goles. Mucho, mucho mejor».

¿Celoso de que sus compañeros manquen los goles?

«No, no, es mejor que marquen, así ganamos el partido”, aseveró Antoine Griezmann mientras su risa finalizaba la entrevista.