Manchester City: el club fue financiado por Abu Dabi, violando el control financiero de la UEFA

Según documentos publicados por Der Spiegel el Manchester City fue financiado por el gobierno de los Emiratos.

Por Andrés Pesca
Manchester City

Luego del escándalo su citado por la invasión de Rusia a Ucrania que afectó al Chelsea, hizo que el gobierno inglés pusiera la lupa sobre varios clubes y uno de ellos es el Manchester City.

Hoy se conoció por medio de documentos de Football Leaks publicados por Der Spiegel, que la relación entre el club inglés y el gobierno de los Emiratos es muy estrecha.

Según estos documentos dicho gobierno habría financiado al conjunto ‘skyblue’ por medio de una agencia gubernamental, pagando millones en comisiones a agentes de jugadores.

Esta agencia sería la Autoridad de Asuntos Ejecutivos (EAA), siendo la encargada de asesorar sobre política estratégica al príncipe heredero del emirato, el jeque Mohamed Bin Zayed Al Nahyan.

El presidente de la agencia es Jaldún Al Mubarak, que a su vez funge con el mismo cargo en el equipo inglés.

Según la investigación, Al Mubarak aprobó los flujos de dinero que eran encauzados por el Gobierno y acababan en las cuentas de los ‘citizens’.

También por medio de estos documentos se apuntó a que el Manchester City estuvo presionando a varios jugadores menores de edad para que firmaran un contrato con el club por ciertas cantidades de dinero.

Violando las normas internacionales, siendo uno de estos casos lo ocurrido con Brahim Diaz, el cual en 2013 firmó un contrato cuando tan solo tenía 14 años.

Contratos ficticios en Manchester City

La información recogida en estos documentos no solo apuntó al dinero financiado por EAU, sino que además con el tema de los patrocinios que tienen su sede en Abu Dabi, ya que estos pagaban una parte del contrato y Mansur se encargaba del resto.

Lo que más llamó la atención es que se manejan contratos ficticios por parte del club, como lo es el caso del director técnico Roberto Mancini el cual habría cobrado parte de su salario en un contrato ficticio de asesoría al club Al Jazira que también pertenece a Mansur.