Empaque y váyase, Hernán Gómez dejó el banquillo de Honduras

La selección de Honduras terminó oficialmente su ciclo con el entrenador colombiano, Hernán Darío Gómez, tras no clasificar a Catar 2022.

Por Santiago Rangel A.
Honduras

Luego de fracasar en su misión de clasificar a la selección de Honduras a la Copa Mundial de Catar 2022, Hernán Darío Gómez, tuvo una reunión con la federación, donde ambas partes llegaron al acuerdo de romper la relación contractual que lo establecía como director técnico del equipo mayor.

La decisión cae como balde de agua fría para aquellos que confiaban con la continuidad del «Bolillo» en el banquillo hondureño para la cita orbital del 2026, incluso para el mismo estratega, que antes de finalizar las eliminatorias había expresado su deseo de continuar en el proceso.

Vea el comunicado de la FENAFUTH:

También le puede interesar: El mundo del fútbol envía su apoyo a Freddy Rincón.

Una relación muy corta

El entrenador llegó al banquillo del país centroamericano en octubre del año pasado para sustituir al uruguayo Fabián Coito, que dejó la selección con solo tres puntos en la tabla de 18 posibles. Gómez, anteriormente había quedado como agente libre tras su salida del Independiente Medellín.

Casi 6 meses después, Hernán agarra sus maletas y se despide de quien fue su quinta selección dirigida en su carrera. Anteriormente se había sentado en los banquillos de Colombia, Ecuador, Panamá y Guatemala.

Los resultados que llevaron a su salida

El timonel solo pudo dirigir en 9 partidos a Honduras, la menor cantidad de encuentros con un equipo durante toda su carrera. En estos solo pudo cosechar un punto, frente a Panamá el 25 de marzo. En el resto de los encuentros cayó, decepcionando a la afición hondureña y fallando en su misión de alzar al equipo y llevarlo a la cita mundialista.

La última vez que esta selección dijo presente en una copa mundial, fue en Brasil 2014. Ahora tendrán que esperar 4 años más para regresar, mientras que Hernán Gómez tendrá que replantearse sus estrategias si quiere volver a ser estratega de algún equipo.