De Chelsea a PSG: el jugador se uniría al equipo en el próximo verano

PSG hará lo posible por llevar a un jugador de Chelsea a su equipo. Las negociaciones están por comenzar y que se hagan realidad.

Por Ricardo Vega G.
PSG

PSG está poniéndose a punto para el próximo partido de Ligue 1 ante Olympique de Marsella. No obstante, el equipo de Mauricio Pochettino está trabajando para lograr la compra de un jugador a sus filas. Su interesado se encuentra en el Chelsea de Thomas Tuchel y como su presente no es el mejor, desde Francia pelearán para que llegue al Parc Des Princes.

El equipo parisino ya se contactó con Mino Raiola. El conocido representante de jugadores servirá de intermediario para que la operación llegue a buen puerto. Romelu Lukaku, jugador belga del Chelsea, no vive un gran momento en el equipo inglés y estaría buscando una salida que le permita tener minutos para jugar el mundial de Qatar en 2022.

El belga regresó a Inglaterra tras su paso por el Inter de Milán. En los primeros compromisos fue determinante, pero de a poco fue perdiendo protagonismo en el terreno de juego. Su realidad es que en la llave ante Real Madrid por los cuartos de final de la UEFA Champions League, el delantero sólo disputó 26 minutos. La decepción es tanta que ni siquiera viajó con el equipo a Madrid.

El PSG está pendiente de todo y planea hacer una oferta a los ‘blues’ para que lo dejen salir. Mino Raiola será el gran intermediario de la operación entre Chelsea y PSG para que el belga sea el nuevo número nueve de los franceses, ya que Icardi no tiene minutos y se aproxima una eventual salida de Kylian Mbappé al Real Madrid en el próximo mercado de fichajes.

PSG pendiente a Mbappé

Los franceses están pendientes de la situación de Kylian Mbappé. Real Madrid ya hizo una ofensiva para llevarse al atacante en el próximo verano. PSG ahora deberá darle una oferta que cumpla con las pretensiones del jugador y al menos se piense en quedarse unos años más en Francia. Florentino Pérez le dará el contrato en borrador para que sus agentes lo lean y de estar todo ‘ok’, el francés estampará su firma.