«Nos sentimos robados en casa»: Xavi

Por Cesar Cardozo
XAVI

El director técnico se refirió a la dura derrota que sufrió en el mítico Camp Nou, tras quedar eliminado en los cuartos de final de la UEFA Europa League frente al Eintracht Frankfurt de Alemania. También se refirió al próximo encuentro del Barcelona frente al Cádiz que será crucial, para mantenerse en la parte alta de la tabla de posiciones en España. «Nos sentimos robados en casa».

El D.T lamentó la eliminación contra el Eintracht y aseguró, que no hay tiempo para centrarse en la derrota. El técnico español ha trabajado no solo física y tácitamente al grupo, sino también ha fortalecido la parte mental de cada uno de los jugadores. El campeón mundial en Sudáfrica 2010 aseguró que el club se encuentra en un gran momento ya que fueron 15 las fechas en las que el equipo culé, no conocían la derrota.

» Nos sentimos robados en casa, es un palo duro, nos han eliminado de la Europa League que esperábamos ganar y entrar directamente en la Champions y no lo hemos conseguido. Es un mazazo. Es una evidencia. Pero hay que rehacerse. Espero y deseo que el público que esté con el equipo. Esperamos mañana ver un buen ambiente como en casi todos los partidos menos en el último. Mañana les necesitamos más que nunca»

Frente al partido contra el Cádiz aclaró:

«Hay que tener alternativas cuando te cierran dentro. Pero habría que haber encontrado más a los interiores. No fuimos efectivos. Hay que atacar mejor. Hemos entrado cómo atacar al Cádiz. Hay que tener alternativas».

Finalmente, se refirió al gran momento que pasa el club, a pesar de la eliminación de la UEFA Europa League:

«En el campo del Levante estuvimos, a ratos bien, en Frankfrut también, pero hemos perdido más balones que nunca. Y eso nos afecta mucho. Llegamos a un nivel muy alto tanto contra el Madrid como contra el Sevilla y ahora es patente que lo hemos bajado. Es cuestión de tiempo, de paciencia, y seguir creyendo. Y trabajar fuerte, no nos queda otra. Es un proceso. Es paciencia, seguir creyendo. Hay que competir como en el Bernabéu y Nápoles. Pero en otros momentos no estás tan bien»