Se esfuma la ilusión en el Real Madrid, Alaba no jugaría contra el City

Tras haber salido con molestias en el partido de ida, el Real Madrid intenta recuperar a Alaba, pero comienza a quedarse sin tiempo.

Por Santiago Rangel A.
Real Madrid

Fin de las celebraciones, el Real Madrid inició la semana con trabajos de entrenamiento enfocados en el partido de vuelta de las semifinales de la Champions League frente al Manchester City. El conjunto «blanco» mantiene su preocupación a flor de piel, su ‘capitán sin banda’ todavía no se recupera y con el partido a la vuelta de la esquina, podría estar descartado en su totalidad.

David Alaba, quien salió lesionado del campo de juego frente al City en el partido de ida, está cada vez más cerca de perderse el crucial partido de vuelta. Las molestias en su aductor, que lo aquejan desde hace casi tres semanas, parecen estar evolucionando a su favor, pero la velocidad de recuperación es lo que alarma al equipo.

Este lunes, el austriaco se entrenó aislado del equipo fuera del césped al interior de las instalaciones, señal de que todavía no está a punto para rendir al máximo. Sus compañeros enfocaron las prácticas en el juego de posesión y presión. Puntos a corregir frente a lo sucedido en el primer encuentro.

También le puede interesar: El ícono del Real Madrid que tiene fecha de salida, no quiere irse.

Jović se une al equipo

El delantero serbio, Luka Jović, volvió a entrenarse con el grupo previo al encuentro. Aún así, su poca participación goleadora esta temporada lo podrían dejar fuera de la lista de convocados de Carlo Ancelotti, quien tendría como recambios principales a Rodrygo, Marco Asensio e incluso Dani Ceballos para la línea ofensiva.

Lo que le carcome la cabeza al entrenador italiano es justamente la defensa, que tanto sufrió frente a los ingleses. Con la baja de Alaba, el único cambio posicional natural disponible es Nacho. Aparte del español, ‘Carletto’ no cuenta con ningún futbolista que se desempeñe excepcionalmente allí, por lo que en dado caso podría usar a Casemiro, dejando a Kroos, Modrić y Valverde a cargo de la línea media.