El Bayern Múnich no cede ante la presión de Lewandowski

Según el gurú de los fichajes Fabrizio Romano, el Bayern Múnich tiene clara su postura con Robert Lewandowski y no cederá a ninguna presión.

Por Andrés Pesca
Bayern Múnich

Sigue la novela entorno al futuro del delantero polaco Robert Lewandowski, ya que el polaco se rehúsa a renovar con el Bayern Múnich y el cuadro alemán es tajante en su postura.

Desde que se supo del interés del Barcelona por el delantero los rumores sobre su continuidad en el club muniqués no han parado de sonar, por lo que día tras día surge nueva información.

Hace unas semanas se dijo que el polaco había llegado a un acuerdo con el club catalán para jugar la próxima temporada allí, después se dijo que ya tenía encaminada su renovación con el conjunto alemán.

Lo cierto es que Lewandowski tiene contrato con los ‘bávaros’ hasta 2023, lo cual dificultará una negociación para su salida del club, y su renovación sigue siendo incierta.

También se ha hablado de que el delantero polaco está muy molesto con las directivas del club por haber negociado con Erling Haaland y a él no le han ofrecido una renovación acorde.

También le puede interesar: «No puedo imponer vetos»: Nagelsmann le abre la puerta a Lewandowski

Por lo que ayer se conoció que el futbolista le habría comunicado al club que no piensa renovar el contrato y que quiere emigrar a otro club para la siguiente temporada.

Cosa que no ha caído muy bien en el Bayern Múnich rumoreándose que el club dejaría salir al delantero polaco si recibe una oferta que ronde los 40 millones de euros.

Aunque hoy se conoció a través del gurú de los fichajes Fabrizio Romano, que el club muniqués en cabeza de su presidente Herbert Hainer no dejarán salir al jugador hasta que no cumpla su contrato.

El director técnico del Bayern Múnich se refirió al futuro de Lewandowski

Julian Nagelsmann entrenador del conjunto muniqués en rueda de prensa se ha referido a toda esta novela comentando que él no tiene arte ni parte en lo que suceda con el polaco.

“Nunca me pronunciaré públicamente a favor o en contra de algo como si mi palabra fuera la ley. Para eso no tengo la suficiente importancia y eso debe seguir siendo así”.