«No puedo imponer vetos»: Nagelsmann le abre la puerta a Lewandowski

Continúa el caso Lewandowski. Esta vez su entrenador afirmó que no tiene ningún poder en lo absoluto para mantenerlo dentro del equipo.

Por Santiago Rangel A.
Lewandowski

El ambiente dentro del Bayern Múnich no debe ser muy cómodo actualmente, a pesar de haber celebrado un nuevo título de Bundesliga, el conjunto alemán todavía tiene los nervios de punta por la posible salida de Robert Lewandowski del equipo. En rueda de prensa, el director técnico del Bayern, Julian Nagelsmann, afirmó que no tiene poder sobre la decisión que pueda llegar a tomar el jugador:

«No soy la persona indicada para imponer vetos. Una máxima importante de mi trabajo como entrenador es: no te des demasiada importancia. Nunca hablo de cosas que trato confidencialmente con los jugadores. Cualquier cosa se la tienen que preguntar a Robert».

Julian Nagelsmann – D.T. del Bayern Múnich.

El timonel de los Bávaros confirmó que Lewandowski figura todavía en sus planes y que su trabajo como director técnico es enfocarse dentro de lo que sucede en el campo, manteniéndose a raya de las decisiones administrativas:

«Siempre hay una comunicación entre Oliver Kahn, Brazzo y yo para decidir ciertas cosa. Nunca me pronunciaré públicamente a favor o en contra de algo como si mi palabra fuera la ley. Para eso no tengo la suficiente importancia y eso debe seguir siendo así».

Julian Nagelsmann – D.T. del Bayern Múnich.

También le puede interesar: Héroe inmortalizado: el City le construyó una estatua a Sergio Agüero.

El delantero sigue tildado a salir

El artillero polaco no está de acuerdo con las condiciones que le ha impuesto su club para continuar con ellos y escucha de cerca las ofertas del Barcelona. Nada es certero todavía, pero las negativas del jugador a renovar comienzan a inclinar la balanza.

El presidente del Bayern, Herbert Hainer, expresó en las últimas horas que el delantero cumplirá al 100% con su contrato hasta el 2023. En dado caso que el atacante decida quedarse por la temporada restante, sería la mejor opción «económica» del Barcelona, ya que podría quedar como agente libre y no se verían obligados a entregarle dinero al Bayern Múnich.