Deportivo Cali y Racing: violencia, miedo y cero fútbol

Las barras del Deportivo Cali y Racing crearon una novela de repudio. Por el robo de una bandera, se dieron actos de violencia que terminaron con heridos graves.

Por Santiago Rangel A.
Deportivo Cali

Una parte de la hinchada del Deportivo Cali, que se encuentra en Buenos Aires, para el partido de Copa Libertadores frente a Boca Juniors, decidió meterse en problemas, creando una guerra que no era necesaria. La fanaticada del conjunto «azucarero» se enfrentó contra la hinchada de Racing de Avellaneda, esparciendo el miedo en el Obelisco y en un tren donde se transportaban otras personas.

El enfrentamiento nació a raíz de que un grupo de seguidores del Cali, visitaron el estadio de Racing y decidieron robarse una bandera del club. Posteriormente subieron un video a las redes sociales, mofándose e insultando al equipo sin razón aparente. Una vez se dio a conocer el video, comenzó la persecución de los de Avellaneda para cazar a los colombianos.

Vea el video que publicaron los hinchas del Deportivo Cali con el denominado «trapo» de Racing:

También le puede interesar: Hicieron historia: Tolima venció al gran favorito de la Copa Libertadores.

La persecución dio resultado

Los seguidores de la «academia» encontraron a dos de los sujetos que aparecían en el video con la bandera. Los secuestraron en un hotel de la Av. Corrientes y allí los torturaron. Los habitantes del sector llamaron a la policía tras escuchar el llanto y los gritos que salían de la edificación. Una vez corrió la voz de que las autoridades iban en camino, los de Racing tuvieron que soltarlos.

Mientras tanto, en el Obelisco, la policía capturó a 8 colombianos que estaban reunidos allí para el banderazo del Deportivo Cali. Se les encontraron varias armas blancas como cuchillos e incluso machetes. Las alarmas se mantienen encendidas para el partido frente a Boca Juniors que se desarrollará hoy las 7:00PM, hora colombiana.

Emboscada en el tren

Los ataques entre ambos bandos no cesaron, las barras del equipo argentino interceptaron en un tren a varios seguidores del «Superdepor» que se dirigían al Obelisco. Dentro del medio de transporte, decidieron iniciar la emboscada, atacándolos con piedras, cuchillos y botellas rotas.

El periodista argentino Pablo Carrozza, narró con detalles lo sucedido en la estación de Gerli. Hasta el momento, de este incidente se reportan 6 heridos, 2 apuñalados y una persona en estado grave de salud.

La CONMEBOL todavía no se ha pronunciado sobre estos actos que ensuciaron lo que iba a ser una emocionante última fecha de fase de grupos en la Copa Libertadores.