Lo llamó para cantarle la tabla: Joan Laporta aburrió a Messi y su entorno

Leonel Messi y su padre se aburrieron del presidente del Barcelona, Joan Laporta. El argentino está disgustado por los discursos del máximo dirigente de los 'azulgrana'.

Por Andrés Meza

Desde la partida del jugador Leonel Messi del Barcelona al París Saint Germain, el tema ha dado debate para rato. El pasado mercado de invierno el astro se despidió de las filas ‘culé’ para pasar a jugar en Francia.

Joan Laporta, presidente del club ‘azulgrana’ habría hecho todo para atar al argentino pero los intentos fueron fallidos. El dirigente desde entonces, ha mencionado el nombre del jugador en más de una ocasión, con aparente buenas intenciones, pero que para el entorno de Messi no lo son.

Según informó ‘El Larguero’, Leonel Messi está comenzando a cansarse de la situación. Pues el presidente del Barcelona cada vez que asiste a prensa menciona el nombre del jugador, bien sea para darle halagos o para lanzarle alguno que otro dardo por el tema de su marcha del club ‘culé’.

Jorge Messi, es el padre del atacante y fue el que se puso en comunicación con Laporta hace meses. El periodista Manu Carreño en el programa de ‘Cadena SER’ afirmó que en el llamado tuvieron una conversación formal, en la que le pidió con el debido favor que dejara de nombrar a Messi cada dos por tres.

Las razones que enfadan a Leonel Messi y su entorno

El asunto es más profundo y tiene que ver con que Joan Laporta saliera a insinuar que la salida de Messi del equipo catalán habría sido por dinero, y que el París Saint Germain así lo convenció de traerlo al Parque de los Príncipes.

Así lo dijo Laporta en la ultima entrevista que realizó en ‘L’Esportiu’. «Lo de Messi fue como fue. Habríamos querido que hubiese seguido, pero no pudo ser… y no pudo ser por el ‘Fair Play Financiero’ de LaLiga y por la propuesta del PSG. Cuando los jugadores entran en una dinámica así, se encuentran que no pueden salir porque las operaciones son de muchos millones de euros».

Le puede interesar: Le apagaron la chispa: se enteró que no lo quieren en Barcelona