Pablo Armero se pronuncia sobre la llegada de Lorenzo a Colombia

Por Cesar Cardozo
NESTOR

Pablo Armero se pronuncia sobre la llegada de Lorenzo a Colombia. El jugador que disputó el Mundial de Brasil 2014 con la «Tricolor», no se quedó atrás y se manifestó sobre el nuevo director argentino quién aspira llevar al país de nuevo a una justa mundialista.

Pablo Armero quién fue una de las estrellas de Colombia tanto en las eliminatorias, Copas América y el Mundial; se pronunció sobreel nuevo entrenador del combinado nacional. Cabe recordar que el seleccionado no disputará el Mundial de Qatar 2022 debido a un regular rendimiento en las presentes eliminatorias; pues el último cupo fue obtenido por la selección peruana en cabeza de Ricardo Gareca; disputará el repechaje, de igual manera que lo hizo en Rusia 2018.

«La decisión es bastante positiva, es un profesor que estuvo en el gran momento cuando estuvimos con el profe Pékerman, él como asistente. Conoce el fútbol colombiano, sabe y tiene manejo de grupo. Para mí es muy positivo que el profe Néstor tenga la posibilidad de dirigir a la Selección Colombia».

Pablo Armero se pronuncia sobre la llegada de Lorenzo a Colombia, esto destacó el lateral de quién fue asistente técnico de José Nestor Pekerman:

«Puedo hablar como persona, es un profesor ganador, un profesor que le gusta el orden, un profesor que sabe y tiene manejo de grupo. Sé que tiene cosas bonitas y muy buenas, por eso era un complemento para el profe Pékerman. Es un entrenador respetuoso, ganador, es paciente, cuando tiene que hablar duro habla duro, cuando tiene que hablar suave habla suave, pero hace entender las cosas».

Finalmente, el ex Napoli destacó que el equipo debe regresar a la confianza, compañerismo y humildad dentro del vestuario:

«Yo pienso que la idea es que Colombia vuelva a retomar la confianza con los grandes jugadores que tenemos, que volvamos a ser humildes como antes y sabemos que con la humildad, pensando en el grupo primeramente, Colombia va a volver a lo mismo que el 2014, incluso superarnos, pero primero la humildad».