«El sexo es muy importante para mí»: Faustino Asprilla

El ex futbolista de la selección Colombia ha sigo catalogado como una de las leyendas del fútbol de ese país.

Por Cesar Cardozo
FAUSTINO

Faustino Asprilla, jugador que vistió la camiseta de la selección Colombia, confesó en la prensa italiana una serie de declaraciones bastantes polémicas; frente a sus pasatiempos que practica en el diario vivir.

Faustino Asprilla quién visitió la camiseta del Parma entre el año 1992 y 1999, regresó al punto central de las críticas; por sus palabras para la prensa de Italia. El jugador que participó en los mundiales de fútbol del 94´ y 98´, confesó que aun le gusta compartir su tiempo libre; con mujeres y que le gusta realizar fiestas con varios de sus amigos. El ex Atlético Nacional durante la actualidad, hace parte de varios paneles y programas de polémica en varios programas deportivos nacionales: tanto en la radio como en la televisión de Colombia.

«No seguía las reglas. Un día Nevio Scala me pidió que corriera por las murallas de la ciudadela y le dije que no era Forrest Gump. El fútbol para mí siempre ha sido divertido. Sin reglas, sin esquemas.»

El colombiano se refirió a su gran estado de salud:

«Cómo estoy? Excelente. Tengo una finca, vendo caña de azúcar al gobierno colombiano y a través de una campaña publicitaria vendo condones. Ya saben, el sexo siempre ha sido importante para mí, soy Asprilla: mucho sexo, sin reglas, pura vida».

El ex Newcastle se comparó con Vinicius Junior quién es una de las figuras en el conjunto del Real Madrid:

«Yo miro fútbol, pero todos parecen soldados a las órdenes del entrenador. Si falla, fuera. Dime uno que regatee hoy en día… Me gusta Vinicius del Real Madrid, me veo un poco en él».

Finalmente el jugador que se retiró en Estudiantes de la Plata durante el 2044, destacó una anécdota en el Parma de Italia:

«En broma le pegué con una pelota al presidente Pedraneschi, parecía muerto, no estuve en paz hasta que lo pusieron de nuevo en pie. Luego, con los compañeros, al final del entrenamiento recorrimos Parma para saludar a las mujeres hermosa. Este era mi mundo: libre, puro