Luz al final de la tormenta en el PSG: «Quiero que se quede»

El futuro de uno de los jugadores del PSG era incierto, pero todo parece indicar que el nuevo entrenador lo quiere.

Por Ricardo Vega G.
PSG

El PSG anunció a Christophe Galtier como nuevo entrenador del primer equipo. Esto se dio este martes 5 de julio en el auditorio del estadio Parc Des Princes en París y ahí el nuevo DT se refirió a varios temas importantes. Uno de las preguntas fue sobre la continuidad de un jugador, de quien se dice que se va porque no lo quieren en el club.

Desde hace un tiempo, se dice que el París Saint-Germain Football Club quiere que el brasileño Neymar Jr se vaya. No obstante, desde el entorno del jugador dejaron claro que no tienen ninguna intención de salir, pues su principal objetivo es ganar la UEFA Champions League con el club francés. De igual manera,  Christophe Galtier dejó claro en rueda de prensa que le gustaría contar con él.

Quiero que Neymar se quede aquí con nosotros. Es una especie de jugador de clase mundial, todos los entrenadores del mundo quieren jugadores top como él. Ya tengo las ideas claras sobre mi plan para Neymar aquí en el PSG”, señaló Galtier ante los medios de comunicación. De esta manera se pone fin a los rumores de una posible venta del futbolista.

Neymar Jr es uno de los jugadores más criticados del club. Esto se debe a que varios aficionados creen que tiene una vida ‘loca’ fuera de la cancha y a veces tiene un mal nivel dentro del campo. Se dice que Luis Campos, nuevo director deportivo del club, lo quiere fuera de la institución y lo habría ofrecido a la Juventus de Turín. El problema es que los italianos no tenían para pagar el salario que tiene en la actualidad el futbolista.

PSG presiona por Milan Skriniar

Los parisinos no se rinden en lograr buenos fichajes. Tras el anuncio de Vitinha procedente del Fútbol Club Oporto, el club francés quiere lograr los servicios de Milan Skrniar, quien juega en el Inter de Milán. No obstante, las negociaciones están atascadas y se debe a que los italianos quieren 70 millones de euros, mientras que los franceses sólo están dispuestos a dar 60 millones de euros.