Chelsea busca romper el mercado: se interesa en Cristiano Ronaldo

Los nuevos propietarios del Chelsea quieren dar el golpe de autoridad en el mercado, por lo que buscarán fichar a Cristiano Ronaldo.

Por Andrés Pesca
Chelsea

Chelsea ya se encuentra trabajando de cara a la siguiente temporada con la finalidad de armar una plantilla competitiva que le permita al equipo volver a ser protagonista en los principales torneos.

La temporada pasada para el conjunto londinense fue una montaña rusa, luego de haber ganado la Champions League se especulaba que podrían pelear el título de la Premier League.

Para rematar el gobierno británico sancionó al club por la invasión rusa a Ucrania, porque su exdueño Román Abramovich es partidario del gobierno que dirige Vladimir Putin.

Los nuevos dueños del club ya se están apersonando de los problemas que dejó el antiguo dueño en el equipo, por lo que ya están tomando las medidas para que la institución pueda salir a flote de la situación que vivió hace meses.

También le puede interesar: Cristiano Ronaldo y las exigencias al nuevo club que lo quiera

Por lo que pretenden iniciar una nueva era en el conjunto londinense tirando la casa por la ventana, ya que tienen presupuestado romper el mercado con grandes nombres.

Se sabe que el conjunto inglés se interesó en Neymar, ahora el último nombre en incorporarse a esta lista es el de Cristiano Ronaldo el cual siente que su ciclo en el Manchester United terminó.

El Chelsea aprovecharía está situación para tratar de convencer al portugués y se estaría planteando hacer una oferta que ronde los 20 millones de euros por el atacante.

Lo único que se sabe concretamente es que el agente del futbolista Jorge Mendes ya se reunió con el dueño del club londinense para trabajar en las condiciones en las que se podría fichar al portugués.

Las exigencias de Cristiano Ronaldo al Chelsea

Se sabe que Cristiano Ronaldo es uno de los jugadores mejores pagados en la Premier League. Por lo que se tendría que ver si el equipo londinense esta dispuesto a pagarle lo que pide.

El portugués cobra 30 millones de euros por temporada, por lo que sus exigencias pasan por ese lado. Los blues son uno de los pocos equipos con la solvencia económica para pagar dicho salario.