Chelsea pone precio a uno de los deseos de Xavi Hernández para el Barcelona

Chelsea sabe que el Barcelona está interesado en varios jugadores de su plantilla, por lo que ya le puso precio a uno de ellos.

Por Andrés Pesca
Barcelona

El Barcelona ya se encuentra pensando en la siguiente temporada con la finalidad de armar una plantilla amplia y competitiva que le permita recuperar el protagonismo perdido la temporada pasada.

Por tal motivo el director deportivo del club Mateu Alemany y el director técnico Xavi Hernández ya se encuentran trabajando en encontrar las herramientas que le permitan al entrenador plasmar su estilo de juego.

Para el estratega es imperioso tener un plantel amplio, con dos jugadores por posición por lo que ya ha fijado sus objetivos en el mercado pese a la situación económica que atraviesa el club.

Uno de los objetivos del cuadro catalán para este mercado es renovar la defensa, por eso el entrenador español ha pedido dos laterales uno por banda para tener mejor recambio.

También le puede interesar: Todo un ídolo: así fue el reconocimiento del Madrid para James Rodríguez

Para la banda derecha el futbolista elegido es César Azpilicueta el cual milita en el Chelsea de Inglaterra, al futbolista español le queda un año de contrato con el club inglés y por ello habría pedido la salida.

El Chelsea que conoce la voluntad del jugador ya ha tomado una decisión respecto al futuro de este, han decidido facilitar su salida al conjunto catalán y ya le han puesto precio al futbolista.

Según el portal GOAL el conjunto londinense pide 8 millones de euros por el futbolista español, cifra la cual pagaron hace algunos años al Olympique de Marsella hace algunos años por el lateral.

Por lo que el Barcelona ya conoce el precio que deberá pagar para hacerse con los servicios de César Azpilicueta, el cual es el principal objetivo de Xavi para la banda derecha.

Barcelona no pagará lo que pide Chelsea

La cuestión es que el conjunto catalán entiende que la cifra que ha puesto el club inglés por el futbolista español es excesiva ya que al jugador le queda un año de contrato.

Por lo que la directiva del club español aspira a negociar con el conjunto inglés para rebajar el precio del lateral y así de una vez por todas hacerse con los servicios del jugador.