¿Un inglés al FC Barcelona? Joan Laporta trabaja en comprar a una promesa

El FC Barcelona está interesado en hacerse con los servicios de un futbolista que está llamado a ser de los mejores en su país.

Por Ricardo Vega G.
FC Barcelona

La ambición del FC Barcelona sigue creciendo. El club espera seguir logrando fichajes de peso para su institución, pero también trabajan en jugadores que son promesas. Uno de ellos es inglés y milita en la Premier League de ese país, por lo que están intentando llevarlo al Camp Nou con el propósito de que brille en el club ‘culé’ en los próximos años.

El jugador en cuestión milita en el Aston Villa Football Club que dirige el histórico exjugador Steven Gerrard. El futbolista está en el último año de su contrato y el Fútbol Club Barcelona está intentando persuadirlo para que se vaya a España. Varios clubes están detrás de él, pero aún el futbolista no tiene nada definido, solo el hecho de que quiere gozar más minutos.

El futbolista en cuestión es el mediocampista Carney Chukwuemeka. El futbolista ha disputado algunos minutos en el primer equipo de los ‘villanos’, pero no ha renovado su contrato con el club que dirige Steven Gerrard y grandes equipos están preguntando por él. De momento, el futbolista está realizando la pretemporada con los de Villa Park y está a la espera de brillar para hacerse con muchos minutos en la Premier League.

El Fútbol Club Barcelona está haciendo todo lo que está a su alcance para poder convencerlo. Se espera que en las próximas semanas, el club ‘azulgrana’ haga un acercamiento formal con él y comiencen a negociar una eventual llegada al conjunto que dirige Xavi Hernández.  Por lo pronto, el club español trabajará en seguir incorporando jugadores de peso.

FC Barcelona quiere deshacerse de Frenkie de Jong

El conjunto catalán quiere vender al mediocampista neerlandés Frenkie de Jong. El futbolista es pretendido por el Manchester United Football Club, que está dispuesto a pagar la suma de 80 millones de euros. No obstante, el futbolista se niega a salir porque quiere jugar la UEFA Champions League, pero para quedarse en el club español se debe rebajar el salario. El problema es que el neerlandés se niega a bajarlo una vez más, ya que le deben 17 millones de euros.