Chelsea busca entorpecer el objetivo principal de Xavi para reforzar la defensa del Barcelona

Chelsea se ha movido en el mercado ante la perdida de sus defensas, por lo que podría arrebatarle un fichaje al Barcelona.

Por Andrés Pesca
Chelsea

Chelsea ya se encuentra trabajando de cara a la siguiente temporada con la finalidad de armar una plantilla competitiva que le permita al equipo volver a ser protagonista en los principales torneos.

La temporada pasada para el conjunto londinense fue una montaña rusa, luego de haber ganado la Champions League se especulaba que podrían pelear el título de la Premier League.

Para rematar el gobierno británico sancionó al club por la invasión rusa a Ucrania, porque su exdueño Román Abramovich es partidario del gobierno que dirige Vladimir Putin.

Debido a estas sanciones el club ha perdido a dos grandes pilares en la defensa como lo son Antonio Rüdiger y Andreas Christensen, por lo que deberán trabajar para buscarles el mejor reemplazo posible.

También le puede interesar: «Quiero ganar muchos títulos con el Barça: Robert Lewandowski

Los nuevos dueños del club ya se están apersonando de los problemas que dejó el antiguo dueño en el equipo, por lo que ya están tomando las medidas para que la institución pueda salir a flote de la situación que vivió hace meses.

Por lo que ya se plantean la renovación de la defensa y lo harían nada más y nada menos rompiendo el mercado de fichajes, con uno de los jugadores de más codiciados en esa posición.

Se trata de Jules Koundé, el defensa del Sevilla interesa al Chelsea por lo que los ingleses ya han enviado una oferta de 55 millones de euros al conjunto andaluz para hacerse con el central.

La cuestión es que el club español desea recibir al menos 60 millones de euros por el futbolista, por lo que dicha oferta es insuficiente, pero los ingleses estarían dispuestos a ofrecer mucho más.

Chelsea sabe que Barcelona está al acecho

El conjunto londinense sabe que no la tendrá fácil para fichar al central francés debido a el interés que ha mostrado el Barcelona, además que el futbolista desearía jugar en el conjunto catalán.

La cuestión es que el equipo español no puede pagar la cifra que quiere el conjunto andaluz por lo cual a propuesta ofrecer jugadores, pero el Sevilla quiere dinero en efectivo.