PSG toma dura decisión con uno de los descartes de Galtier

La era de Galtier en PSG ha iniciado, el entrenador francés ha hecho su limpia y se ha tomado una drástica decisión con un descarte.

Por Andrés Pesca
PSG

El PSG ya está trabajando en lo que será la siguiente temporada con la finalidad de armar una plantilla más amplia y aún más competitiva que le permita conquistar su gran objetivo la Champions League.

Luego de la renovación de Kylian Mbappé preparan una gran revolución en su plantilla, la debacle en la Champions League ha hecho que los dirigentes del conjunto parisino planteen hacer una revolución.

La revolución ya empezó con la confirmación Mbappé jugando la próxima temporada en el equipo, sumado a la llegada a la dirección deportiva del equipo de Luis Campos.

Con la llegada del director deportivo, también se hizo oficial la llegada de Christophe Galtier como nuevo entrenador del conjunto parisino, el cual debe resolver un gran problema que tiene el equipo.

También le puede interesar: Joya de la corona: PSG comprará un nuevo futbolista

Tiene muchos futbolistas que cobran salarios muy altos y no rinden en la cancha, por eso el estratega francés ya ha hecho una lista de los jugadores que no tendrá en cuenta la próxima temporada.

Uno de ellos es el central alemán Tilo Kehrer, el cual no ha tenido un notable nivel en el conjunto parisino por lo que Galtier ha optado por descartarlo y así dejar que se marche del club.

La cuestión es que el PSG a toma do una dura decisión con el joven defensor, lo ha mandado a entrenar con el equipo juvenil mientras se resuelve su situación contractual con el equipo.

PSG sabe que Tilo Kehrer interesa en Sevilla

Luego de la marcha de Koundé hacia Barcelona, el Sevilla se encuentra en la búsqueda de un central, ahí es donde entra el conjunto parisino y el defensa central alemán.

Ya que Monchi director deportivo del conjunto hispalense estaría interesado en hacerse con los servicios del futbolista, el cual está en su último año de contrato con los parisinos y por el que piden 22 millones de euros.