Vídeo I Todos se burlan: Erling Haaland pierde gol frente al arco, la botó a las nubes

Gran expectativa generó el primer partido oficial de Erling Haaland con el Manchester City, el noruego tuvo un partido para el olvido.

Por Andrés Pesca
Erling Haaland

Arrancó una nueva temporada en el fútbol inglés con la edición número 100 de la Community Shield, supercopa de Inglaterra que disputaron el Manchester City y el Liverpool con la expectativa del debut de Erling Haaland.

Se enfrentaban citizens y reds, ya que ambos fueron los campeones de la Premier como de la FA Cup, por lo que el primer partido de la temporada causó gran furor para ver como arrancan estos dos equipos.

En el equipo que dirige Pep Guardiola hubo gran expectativa ya que se esperó el debut del ariete noruego, del cual se espera que sea la figura de su equipo en esta nueva temporada.

Sumado a que al estratega español se le había cuestionado que no tenia un gran goleador, por lo que el fichaje de la joven promesa llama mucho la atención porque este fichaje es lo que le faltaba al Manchester City.

También le puede interesar: Manchester City ya habría con el Brighton por Cucurella

La cuestión es que el partido del futbolista noruego no fue el que se esperaba, ya que no lució bien el jugador se vio bastante pesado e incómodo en el encuentro, ya que no entro en el estilo de juego del equipo.

A pesar de esto el noruego tuvo 4 chances de convertir gol y en ninguna pudo definir de gran manera, inclusive tuvo una clarita con el arco a merced y no pudo convertir.

Al último minuto de partido luego de un remate de Foden que contuvo Adrian dejando el rebote, el cual le cayó a Erling Haaland este con el arco a disposición remató fuerte y la pelota se estrelló en el vertical.

Mira aquí el fallo de Erling Haaland:

Esta jugada ha generado todo tipo de burlas en las redes sociales, ya que se esperaba más del ariete noruego y en su primer partido oficial con el Manchester City ha desilusionado.

Igualmente cabe aclarar que la temporada esta arrancando y que los futbolistas vienen de una para, sumado a que el noruego tiene que adaptarse, por lo que al delantero hay que tenerle paciencia.