Manchester City tiene un tapado para el lateral izquierdo el cual es un ex Barcelona

Manchester City se encuentra en la búsqueda de un lateral izquierdo, ante la imposibilidad de Cucurella se buscan alternativas.

Por Andrés Pesca
Manchester City

Manchester City ya trabaja en lo que será la siguiente temporada, con la finalidad de armar una plantilla competitiva que les permita por fin ganar el título de la Champions League.

Luego de la debacle en dicha competición y de atar el título de la Premier League, el conjunto inglés espera tener un mercado bien agitado ya que plantea retocar la plantilla que tanto éxito le ha dado.

Después de fichar a Erling Haaland y Kalvin Phillips, el conjunto que dirige Pep Guardiola se prepara para volver a romper el mercado, esta vez por uno de los mejores jugadores de la Premier League.

La cuestión es que Guardiola sabe que deberá reforzar también la defensa, ya que ha perdido a Zinchenko y no tiene un lateral izquierdo que le brinde garantías, pero el español ya ha puesto sus ojos en un jugador.

También le puede interesar: El protegido de Pep Guardiola no se va: Manchester City lo renovó

Se trata del lateral español Marc Cucurella, el cual milita en el Brighton y es del gusto del director técnico español por lo que buscará ficharlo a toda costa para tener una de las piezas que le falta.

La cuestión es que The Seagulls piden 50 millones de euros por el futbolista, cifra que al conjunto citizen se le hace demasiado excesiva, por lo que ya trabajan en una alternativa.

En las últimas horas ha surgido un candidato impensado, se trata de Sergio Gómez el cual milita en el Anderlecht, el jugador ha tenido gran progreso desde que Vincent Kompany está en la dirección técnica del equipo.

Manchester City maneja más alternativas

Otra de las alternativas del Manchester City es el defensor español Alejandro Grimaldo, el cual milita en el Benfica y los portugueses podrían pedir 20 millones de euros por el jugador.

A este nombre se le suma el del jugador del Stuttgart Borna Sosa, por el que los alemanes pedirían entre 20 a 25 millones de euros, cifra que se acomoda a lo que estaría dispuesto a pagar el conjunto inglés.