Presidente del Leeds United arremete contra el Barcelona por el fichaje de Raphinha

Andrea Radrizzani presidente del Leeds United se refirió al fichaje de Raphinha por el Barcelona y cargó contra el conjunto catalán.

Por Andrés Pesca
Leeds United

Un verano agitado el que vivió el Leeds United por cuenta del mercado de fichajes, todo en cabeza de su máxima figura el brasileño Raphinha el cual quiso abandonar el club en este periodo.

La cuestión es que tanto el brasileño como el agente del mismo presionaron para que este fichara por el Barcelona, en detrimento de las negociaciones del club inglés con el Chelsea.

Andrea Radrizzani presidente del conjunto inglés dialogó con The Athletic, en donde comentó referente a esta situación, pero no se detuvo ahí ya que envió un recado al conjunto catalán.

Luego de tediosas negociaciones ambos clubes lograron llegar a un acuerdo para el fichaje del futbolista brasileño, debido a la situación económica del club español por lo que mandó una advertencia.

También le puede interesar: Las 5 alternativas del Barcelona por si se caía el fichaje de Marcos Alonso

“Es ridículo pensar que algo así pueda suceder, pero si no se paga, tendremos un caso de índole global con el Barcelona”. Fue el mensaje de Radrizzani advirtiendo al conjunto catalán que debe cumplir con el pago.

El Leeds United espera el pago por Raphinha este 2 de septiembre, por lo que el presidente avisa por si algo llegase a ocurrir, recordemos que al club español le tocó recurrir a las palancas económicas para poder fichar.

Radriazzani presidente de Leeds United rompió el acuerdo con el Chelsea

Es bien sabido que el Chelsea ya había llegado a un acuerdo con el conjunto inglés para el traspaso del futbolista brasileño, pero fue este junto con Deco su agente los que quisieron dañar dicha negociación.

Por lo que Radriazzani explicó lo difícil que fue llamar al dueño del conjunto londinense para comentarle que ya no podía ser el acuerdo que tenían por el futbolista brasileño.

Para mí, el trato con el Chelsea se hizo y cuando tengo un acuerdo, mi palabra es mi palabra. Me sentí avergonzado de volver a llamar a Todd Boehly, el dueño del Chelsea, y decirle que había cambiado de opinión”.