Tensión entre el Atlético de Madrid y Barcelona por el ‘caso’ Griezmann

El Atlético de Madrid tiene que pagarle al Barcelona el próximo verano un dinero por Griezmann, pero buscarán la manera de no hacerlo.

Por Andrés Pesca
Atlético de Madrid

Atlético de Madrid ya cerró el mercado de fichajes, con la finalidad de armar una plantilla competitiva que le permita recuperar el protagonismo perdido.

El cuadro que dirige Diego Simeone tuvo un mercado tan agitado, debido a que el club desea retocar la plantilla para la siguiente temporada y no se esperan grandes movimientos.

Eso si a menos que salga algún jugador el cual deje a las arcas del club buen dinero, ahí si los españoles se plantearán hacer un gran movimiento para reponer al jugador perdido.

Luego de la llegada de Reguilon y la salida de Renan Lodi, en las toldas rojiblancas se ha armado la polémica respecto al dinero que el club le deberá pagar al Barcelona por Griezmann.

También le puede interesar: Se sinceraron: la verdad del fichaje de Marcos Alonso al FC Barcelona

Se sabe que el futbolista francés este cedido en la entidad madrileña por parte del Barcelona, el conjunto colchonero le debe todavía una plata a los catalanes por las variable de contrato.

El Atlético de Madrid le pagaría 40 millones de euros al Barcelona si Griezmann disputa el 50% de los partidos y suma al menos 45 minutos en cada compromiso que juegue.

La cuestión es que en este inicio de temporada el francés no ha sido titular y han ingresado desde el minuto 65, por lo que hasta el momento ha actuado 25 minutos en cada uno de los tres compromisos que ha disputado su club.

Por tal motivo en Barcelona están tomando esto como una provocación por parte del conjunto colchonero, aún más después de lo que dijo Simeone sobre este tema, ya que según el entrenador se debe al club.

La postura de Griezmann frente a la actitud del Atlético de Madrid

Dichas declaraciones de Simeone han caído mal en la ciudad Condal, pero no debemos olvidarnos del tercero en discordia, el futbolista francés que a pesar de no jugar la cantidad de minutos que quiere está rindiendo.

Antoine Griezmann estaría molesto con la postura del conjunto rojiblanco, pero sabe que debe aceptarla ya que desde la directiva querían dejarlo marchar y fue el entrenador quién lo mantuvo en el club.